“Yo soy María”

Imagen

Hoy he despertado  con el recuerddo, quizá provocado por un sueño melancólico, con mi experiencia como María en la operatango de María de Buenos Aires. Un tesoro de obra del compositor Astor Piazzolla con el libreto de Horacio Ferrer.
El personaje de María es para una soprano tan hermoso como a la vez complejo.
Aprenderse toda la letra, la música, la escena pero eso no es ni mucho menos la parte más complicada.
Ser protagonista en una partitura tan intensa es pasar de ser Indira, a María para así  transformarse en todo lo que evoca un nombre.

María es una mujer maltratada por la vida, una mujer con tantas vivencias oscuras que en su ser sólo dispone de una especie de garabato como corazón.
Tuve que entender toda la simbología oculta y los años que Horacio Ferrer le dio a su María en cada una de las evocaciones.
María es a la vez la ciudad de Buenos Aires, antes conocida por el nombre de “Santa María de los Buenos Aires”, a esto le tenemos que añadir una María Madalena que sufre por el amor y dolor de muerte injusta hacia Jesucristo y por si fuera poco, María además de representar la personificación del Tango para el pueblo, es a  la vez la vida, muerte y resurrección del mismo Piazzolla

En el escenario lloré y sufrí como ella, nací, morí y mi alma volvió a ser.
Fue tan grande aquella experiencia que llegó hasta mis entrañas.
Es por éste motivo que he necesitado, un día como hoy, poder-la compartir con vosotros.

María de Buenos Aires.
Día 1 de Abril del 2006

Teatro Calós , Ciutadella (Menorca)

Roser Ferrer-Morató (Indira) , soprano
Marc Rendón, tenor
Laura Morales, bailarina
Erst Gebal, Bailarín
Bruno Ponte, narrador
Melani Mestre, director orquestra
Orquestra societat de Concerts de Barcelona
Montserrat Bové, escena

 

 

Anuncios